Publicada: 2017-09-14

Si te has visto involucrado en un accidente automovilístico o bien has participado de una colisión de la cual has sufrido daños materiales, sigue estos consejos que de seguro te servirán.

Todos los días vemos algún accidente en las calles ya sea afuera de nuestros hogares o transitando en la vías públicas, carreteras o autopistas, y resulta bastante engorroso saber qué medidas adoptar cuando somos los protagonistas.

Si los daños se ocasionaron a raíz del descuido e imprudencia de otro conductor y en donde no se ha visto comprometida la salud o integridad física de alguna persona, sigue los siguientes pasos:

  1. Llama a Carabineros para que acudan al lugar o espera a que lleguen.
  2. No muevas el vehículo del lugar en donde ocurrió el accidente, puesto que es vital para posteriormente ejercitar una buena defensa.
  3. Observa con detención que daños sufriste a causa del accidente y la hora en que ocurrió. Observa el color del o los automóviles involucrados, las señales del tránsito que haya en el lugar, no solo letreros y semáforos sino también las del camino. Observa asimismo las condiciones del tránsito y del clima, a modo de ejemplo puedes decir que el tránsito estaba lento, llovía y el choque se produjo a unos 50 metros del semáforo de una esquina.
  4. Toma fotografías del lugar, de los vehículos, panorámicas u otras que muestren con claridad como ocurrió el accidente.
  5. Si hay testigos en el lugar acércate a ellos a fin de que puedan concurrir a declarar al tribunal, toma su nombre completo, dirección y teléfono.
  6. Durante la declaración que se efectúa ante Carabineros de Chile, entrega la mayor cantidad de información que recuerdes, principalmente el nombre de la calle por donde transitabas, la vía y la dirección del tránsito en que circulabas; si efectuaste maniobras de viraje o adelantamiento, expresa si estas fueron señalizadas, así como tambien indicar la velocidad aproximada en que se realizaron las maniobras.
  7. Si hay seguros comprometidos, es necesario solicitar una copia del parte de Carabineros o que te den el número del mismo para presentar el siniestro a la compañía de seguros, a fin de que respondan por tus daños y ellos ejerciten las acciones que correspondan contra el culpable del accidente.

¿Por qué es importante?

Es muy importante que dejes constancia de todo lo ocurrido pues si no cuentas con seguro, la base de tu defensa estará contenida en el parte policial y es fundamental que no haya discrepancias en los trámites que posteriormente tienes que realizar, tales como la declaración indagatoria y la denuncia o querella.

¿Después de la declaración a Carabineros que pasos siguen?

Si no existen daños personales y estos solo se refieren al vehículo como consecuencia de la infracción de la ley del tránsito, serás citado al Juzgado de Policía Local de la comuna en que ocurrió el accidente. Esta citación la entrega el personal de Carabineros de Chile que efectúa el procedimiento en el lugar del accidente, en la que se señala que tribunal será competente, la fecha y la hora en que debes concurrir a prestar tu declaración indagatoria.

¿Qué objeto persigue la declaración indagatoria?

El parte policial es enviado al Juzgado de Policía Local a fin de que este determine quién fue la persona que cometió la infracción a la ley del tránsito para aplicar posteriormente las multas y sanciones que correspondan.

El día que eres citado, debes comparecer personalmente y declarar con la mayor cantidad de detalles como ocurrió el accidente, procurando decir en su totalidad la declaración que contiene el parte policial y demás hechos que hayas olvidado decir ante Carabineros, sin que se produzcan diferencias sustanciales entre una y otra.

Una vez que has declarado te citan a una audiencia o comparendo de conciliación, contestación y prueba, fijándose un día y una hora en que se realizará y en la que deberás comparecer con todos tus medios de prueba.

¿Necesito abogado? y ¿Desde cuándo?

Una vez que ocurre el accidente, debes procurar asesoría de un abogado en forma rápida y en lo posible antes de que prestes tu declaración indagatoria, pues él te aconsejará sobre que detalles debes decir y darle importancia, a fin de que posteriormente puedas ejercer acciones en contra del o los responsables del accidente.

Sin embargo si los daños no superan las 4 UTM, puedes perseguir la responsabilidad infraccional y civil en forma personal sin abogado.

¿Después de la declaración indagatoria que pasos siguen?

Si los daños son superiores a 4 UTM, con tu abogado debes perseguir la responsabilidad infraccional (la que deriva de la infracción de una ley o reglamento) del conductor del vehículo. Esto se efectúa a través de una denuncia o una querella que debe ser presentada ante el Juzgado de Policía Local que recibió el parte policial.

La responsabilidad civil puede solicitarse tanto al Juzgado de Policía Local, como ante un Juzgado de Letras en lo Civil competente para conocer del asunto.

Lo normal es que se interponga la demanda civil de indemnización de perjuicios ante el mismo Juez de Policía Local que conoce de la denuncia o querella infraccional.

¿La querella o denuncia y la demanda civil se interponen conjuntamente?

Por regla general estas se presentan en un mismo escrito, sin perjuicio de que el parte policial sirve como denuncia ante el Juez, es conveniente interponer una querella infraccional a fin de obtener una adecuada sanción a la infracción cometida que causo daño y que estos sean debidamente indemnizados. Hazte asesorar por un abogado puesto que las acciones prescriben rapidamente.

¿Qué persigue la demanda civil?

La demanda civil que interpones, tiene por objeto que el tribunal que conoce del asunto condene al responsable de la infracción a la Ley del Tránsito, por los daños ocasionados por ella.

La indemnización incluye el daño emergente, el lucro cesante y el daño moral. Es importante que entre la infracción cometida y el daño ocasionado exista una relación de causa a efecto, por ejemplo, que el no haber respetado el disco pare fue causa directa de la colisión y de los daños producidos.

En cuanto a los daños, el daño emergente se refiere a todo daño material que represente una disminución real y efectiva del patrimonio. Por ejemplo, la pérdida total del vehículo.

El lucro cesante, es la perdida de una ganancia o utilidad que deja de percibirse como consecuencia del hecho que causa daño, un ejemplo clásico ocurre cuando el vehículo es el medio de trabajo de una persona.

Y el daño moral, son los que afectan los atributos o facultades morales o espirituales de una persona, por ejemplo la perdida de una parte del cuerpo, trauma e inclusive la muerte.

¿Algo más?

Aunque en ciertos casos no es requisito contar con un abogado, es siempre preferible a lo menos hacerse asesorar por uno a fin de obtener el mayor provecho de sus conocimientos, pues por mucho que sepamos, un abogado tiene más experiencia y más claridad al momento de enfrentar un juicio.

Por otra parte, es muy importante para acreditar la dimensión de los daños y su valor, que su reparación sea cotizada en un servicio técnico autorizado de la marca del vehículo, pues tiene mayor peso de prueba en un juicio que el obtenido de un Taller Mecánico que no es de la marca. Este presupuesto tiene un valor a veces alto para nuestras expectativas, sin embargo es necesario contar con a lo menos 2 de ellos para generar una cierta convicción al Juez que conoce del juicio.

Y el último consejo es que antes de reparar tu vehículo tómale varias fotografías y concurre con ellas a una Notaría para legalizarlas; esto es indispensable para presentarlas en el juicio y tener un mayor poder probatorio. El procedimiento es variable y por lo general concurre el notario a mirar el vehículo y certificar que tus fotografías coincidan con él.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad, sin perjuicio de su carácter meramente informativo, pues cada caso tiene sus particularidades que lo hacen distinto de los demás y por tanto, con mayores o menores trámites que realizar.

Si tienes dudas puedes hacernos una consulta en el siguiente link AQUI.

LEEGAL – Tu abogado a un solo clic!